Juegos De Azar Que Se Originan De Juegos Para Niños

No cabe duda, que los especialistas y padres buscan en los juegos un apoyo para desarrollar las capacidades motoras de los niños, con el fin de lograr un mejor rendimiento en las tareas futuras.

Sin embargo, estos juegos pueden marcar una conducta a actividades nada beneficiosas y vistas con malos ojos por la sociedad como lo son los juegos de azar. Ante esto, y más allá del análisis de las consecuencias positivas o negativas de los mismos, repasaremos una serie de juegos de azar originados a partir de juegos para niños.

El bingo

El bingo es quizás el juego de azar por excelencia que todos conocemos de niños y probablemente no sufre ningún cambio desde su versión infantil, al que vemos en los casinos.

Si existe algún desprevenido, el desarrollo del juego es el siguiente, cada participante toma su cartón con una serie de números en forma de línea, números que son tachados si coinciden con los que saca una persona de una canasta o bolsa. El primero que complete todos los números en su cartón grita: Bingo y se acredita como el ganador.

Este, es quizás de juego de niño número uno que muchos adultos prefieren en casinos o lugares similares.

El Parchís

Es uno de los juegos que nunca pasan de moda, sin importar que seas un niño o que seas adulto, lo vas a querer jugar para ganar unas cuantas monedas o miles de dólares. El Parchís, es una versión del también conocido Ludo, que muchos utilizan para apostar y ganar en casinos.

Se trata de un juego normalmente jugado entre 4 personas, en la cual cada una tiene un color distinto de ficha y estas deben llegar a la meta, evitando que los demás se las puedan “comer” o caer justo en la casilla en la cual se encuentra otra.

Para saber cuántos pasos avanzas, tiras los dados y si caes encima otro participante, le “comes” la ficha y vas quitándote rivales a tu paso, pero también debes pedirle a la fortuna que sea bondadosa contigo que otro no caiga encima de los casilleros de tus fichas.

El juego de la Oca

Los juegos de azar los identificamos fácilmente, porque se trata de poner a suerte tu destino dentro del mismo, sin tener muy claro si ganarás o perderás, más allá de tus conocimientos teóricos o tus habilidades físicas.

Uno de estos juegos, es el juego de la Oca. Es muy tradicional y vemos a niños de diferentes razas jugarlo y ha tomado tal relevancia, que los adultos lo han preferido como un juego de azar. Es similar al Parchís o al ludo, con un tablero y una clara meta de llegar a la meta para triunfar antes tus amigos, grandes o chicos.

La diversión no escapa de este juego y el azar será el encargado de regir tu destino para hacer con mucho dinero, o perder lo que hayas apostado.

Escaleras y serpientes

Este es, otro juego de tableros y casillas. Tal como en los otros dos juegos anteriores, dependes de la fortuna al tirar los dados para llegar primero y así reclamar tu premio por tal éxito.

Es muy parecido al juego de la oca y ha evolucionado hasta seguir arraigado en los adultos para jugar en casinos o similares.

Los dados

Ya los hemos mencionado en varias ocasiones en este post, pero es que se merecen su propio lugar y su explicación breve. Los dados están acompañados de números en diferentes caras, por lo cual nos ayudan a jugar a la gran mayoría de juegos de mesa, ya que estos nos dicen cuándo pasos debemos dar o seguir.